1. Inicio
  2. Ideas Manubens
  3. Corazones de San Valentín: celebremos el Amor por todo lo alto

Corazones de San Valentín: celebremos el Amor por todo lo alto

San Valentín está a la vuelta de la esquina y nos invita a celebrar el Amor y la Amistad. El amor que se extiende más allá de la pareja: a los hermanos, a los padres, a los hijos, el cariño que sentimos por nuestros mejores amigos… 

Vamos a celebrar el Amor por todo lo alto, con estos corazones hechos con cintas de colores para llenar nuestro hogar de color y alegría. ¿Os animáis con esta manualidad?

1. Materiales para los corazones de San Valentín

  • Hiladillo Manubens P.117 en algodón 100% ancho 14mm en los colores:
    • 29 salmón pálido
    • 32 rosa
    • 76 fucsia
    • 46 sangre toro
    • 51 amatista
  • Pistola de silicona caliente 
  • Hilo dorado
  • Aguja de coser
  • Tijeras

2. Cómo hacer los corazones paso a paso

Cortamos cuatro trozos de cinta de un color: dos de 10 cm y dos de 12 cm

Unimos la parte inferior de los trozos más largos (los de 12 cm) con un punto de silicona formando un ángulo recto de 90 grados.

Nos debe quedar una “V” con las cintas una encima de la otra. Vigilaremos que los bordes queden bien alineados.

Doblamos la cinta más corta de un lado y la pegamos con un punto de silicona entre las dos cintas del otro lado. Debe de quedar un bucle (ver foto).

Repetimos el paso anterior, esta vez hacia el otro lado. Introducimos la cinta por el bucle. Una vez tengamos los bordes bien alineados, la pegamos con otra punta de silicona. (Nos ha de quedar con forma de pretzel 🥨)

Repetimos los mismos pasos ahora con las cintas de 12 cm. Las pasamos por los bucles y pegamos con un punto de silicona teniendo en cuenta que los extremos queden bien alineados al borde. 

Este paso recuerda como si estuviéramos tejiendo las cintas entre los bucles, como podéis apreciar en la foto.

Para colgar los corazones, pasamos un hilo de unos 10 cm en doble a través de las dos capas de cinta del centro del corazón y anudamos. Nosotros hemos optado por un hilo metalizado color oro, pero cualquier color que combine con las cintas escogidas quedará de maravilla.

Vamos repitiendo el proceso con los colores que más nos gusten hasta tener la cantidad que necesitemos para colgar de un móvil, de una cuerda o en el lugar más decorativo del hogar. Fácil, ¿verdad? 

Nosotros hemos escogido la gama de los rojos pero ¿por qué no hacerlos en azules o verdes? Recordad que en nuestro catálogo encontraréis 25 colores distintos para que cada cual pueda hacer los corazones en los tonos que prefiera. 

Os esperamos en la próxima manualidad y ¡Feliz Día de San Valentín!

Si te gustó compártelo en las redes:
Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies