Guirnalda de cintas, un aire de fiesta en tu terraza

  1. Inicio
  2. Sin categorizar
  3. Guirnalda de cintas, un aire de fiesta en tu terraza

El verano, por fin, ya está aquí. Y con el calorcito también llegan las cenas en la terraza, las verbenas y las reuniones con algunos amigos en el jardín. ¿Os acordáis de las guirnaldas con cintas de papel que decoran las calles en fiestas? ¿Y si hiciéramos la nuestra con cintas de tela?
Esta manualidad de hoy es fácil, muy decorativa y 100% sostenible. Porque vamos a aprovechar todas las cintas que nos han sobrado de otras labores y la podremos reutilizar para varias ocasiones. Fenomenal ¿verdad?

Para hacer la súper guirnalda vamos a necesitar:

  • Cordón encerado Manubens P397 de color blanco: ancho 4mm.
  • Cintas de diferentes colores, texturas y anchos. Todo lo que encontréis en casa puede servir: organza, yute, ondulina, satén o raso, lino, de topos, rayas, lamé… Y si no tenéis suficiente, en el catálogo de Manubens encontraréis todas las cintas de vuestras texturas y colores favoritos.
  • Le ejecución de la guirnalda es tan fácil que os la iremos explicando con las fotos. ¿Listos?

    Seleccionamos las cintas que tenemos en casa y escogemos la combinación que más nos guste.

    Las cortamos todas a la misma medida y aprovechamos para crear el patrón de colores y texturas que combine mejor.

    Empezamos haciendo la anilla en un extremo del cordón. Nos servirá para colgar la guirnalda. Luego doblamos por la mitad la primera cinta…

    Y la anudamos alrededor del cordón blanco. Dejaremos espacio suficiente, unos 10 cm más o menos desde el nudo.

    Vamos repitiendo el proceso, combinando los diferentes patrones de colores. Nosotros hemos empezado con los crudos, ocres…

    Seguimos con tonos rosados y nudes…

    Y pasamos a los tonos turquesa para dar un toque frío a la combinación.

    Vamos rematando las cintas cortando los extremos al bies.

    Seguimos repitiendo el patrón de colores y haremos la cinta del largo que necesitemos.

    Rematamos el otro extremo del cordón también con una anilla y un nudo.

    Nuestra guirnalda de cintas ya está acabada. ¿Preciosa, verdad?
    Nosotros vamos a preparar unas cuantas para decorar el jardín para la verbena de San Juan y colgarlas entre los árboles. Incluso habíamos pensado en intercalar alguna guirnalda de luces para resaltar los colores. ¿No os parece una idea genial y súper decorativa?
    Estamos seguros que vuestras clientas se animarán a realizar esta manualidad para dar un aire de fiesta a sus jardines y terrazas. Incluso pueden quedar estupendas en cualquier pared, en el porche, en el cabecero de la cama…
    ¡El único límite es la imaginación!

    Si te gustó compártelo en las redes:
    Menú