Cojín diy en tonos neutros: renueva aportando calidez a cualquier rincón

  1. Inicio
  2. Sin categorizar
  3. Cojín diy en tonos neutros: renueva aportando calidez a cualquier rincón

¿No os apetece cambiar un poco la decoración del hogar cuando llegamos a casa después de las vacaciones? Septiembre es un mes que se presta a poner orden y preparar la casa para el próximo cambio de estación. Las telas de lino y los colores neutros nos aportaran la calidez que andamos buscando.
El cojín que os proponemos hoy es muy versátil y quedará genial en cualquier rincón, ya sea en el salón o el dormitorio. Veréis de qué manera más sencilla y económica podemos renovar y dar un toque diferente a cualquier estancia de nuestro hogar. ¿Os animáis?

Para confeccionar el cojín en tonos neutros necesitamos los siguientes materiales:

  • Cintas de lino Manubens P.320 de 15mm de ancho en color natural (0) y azul (416). Pero se pueden combinar cualquier color de la gama cromática de la colección.
  • Tela de lino.
  • Cremallera de 42cm.
  • Relleno de 40x40cm.
  • Cómo hacer el cojín paso a paso

    Cortaremos dos cuadrados de 42x 44cm de la tela de lino
    Cortamos las cintas.

  • Color natural: 5 trozos de 42cm.
  • Color azul: 5 trozos de 44 cm.
  • Colocamos la cinta natural a 6cm de la parte superior. Dejaremos 5,5cm entre cinta y cinta y las vamos presentando, sujetándolas con pinzas. Nos han de quedar 9cm desde la última hasta el final de la tela.

    Presentamos la cinta del otro color y colocamos la primera a 6cm del borde.

    Vamos pasando las cintas de manera alterna por encima y por debajo tal y como se ve en la imagen. Las cuadrículas quedarán de 5,5 x 5,5cm.

    Cuando las tengamos todas entrelazadas las coseremos a máquina para fijar.

    Colocamos la cremallera derecho con derecho en el extremo donde hemos dejado los 9cm.

    Una vez cosida, doblamos la cremallera hacia el interior. Debe quedar a medio centímetro del borde.
    Cosemos el otro lado de la cremallera en el trozo de tela sin cintas que hemos reservado al principio para la trasera del cojín.

    Una vez cosida la cremallera, cosemos los tres laterales y pulimos la labor del revés.

    Giramos la labor, colocamos el relleno y ¡ya tenemos el cojín acabado y a punto para estrenar!

    Los más observadores habréis visto que hemos combinado las fotos de dos cojines diferentes. El primero se hizo con cintas en crudo y rosa palo y el siguiente en crudo y azul. No es un error, lo hemos hecho adrede para que podáis ver lo fantástica que queda cualquier combinación. Cuesta decidir cuál nos gusta más ¿verdad?
    ¿Para qué elegir si podemos hacer dos, tres o cuatro? Ya habéis visto lo fácil que es esta manualidad y lo preciosos que quedan. En el catálogo de Manubens podréis encontrar cintas de lino de seis colores diferentes para que vuestras clientas y clientes puedan realizar las combinaciones más frescas y atrevidas.
    ¡Feliz manualidad!

    Si te gustó compártelo en las redes:
    Menú