Las flores de organza, un complemento muy chic

  1. Inicio
  2. Sin categorizar
  3. Las flores de organza, un complemento muy chic

¡Las flores de organza vuelven a estar de moda! La alta costura las ha recuperado por la puerta grande en gargantillas, coleteros, cinturones y pulseras. ¿Una comunión a la vista? Las chiquitinas quedarán preciosas en una diadema, una pulserita de cinta o un recogido.
Hoy os proponemos esta manualidad súper fácil. Estas flores serán un complemento muy chic para cualquier traje de fiesta de vuestras clientas o incluso aplicadas en jerséis y bolsos de tela.
También podemos copiar a los grandes modistos y hacer pulseras y gargantillas con la misma cinta. Las posibilidades son infinitas. El único límite es la imaginación.
Como siempre os decimos, nuestra propuesta solo sirve de orientación. Con la misma técnica podréis hacer flores de diferentes tamaños para distintas ocasiones.
¿Quieres ver cómo se hacen las flores de organza? Te explicamos los materiales que vas a necesitar y el paso a paso con todas las fotos.

Para hacer las flores necesitarás:

  • Cinta de organza Manubens en distintos anchos y colores
  • Aguja de coser lana lo más fina posible
  • Tijeras
  • Mechero
  • Corta 40 cm de cinta. Corta uno de los extremos al biés para que quede delgado.

    Dobla la cinta del ancho y el color preferido a modo de acordeón.

    Introduce la aguja por el centro del acordeón y enhebra el extremo delgado

    Baja la aguja haciéndola girar sobre sí misma. La cinta irá girando en círculo.

    Cuando tengamos el tamaño deseado, acabamos de sacar la aguja por el otro extremo.

    Cortamos un poco la cinta que sobra y el resto lo quemamos para sellar. Después podemos abrir un poco la flor con los dedos.

    ¿No os parece precioso nuestro jardín?

    Y para acabar, una idea Premium. Combinad dos colores diferentes o dos tonos dentro de la misma paleta de color.
    ¡Veréis que efecto más espectacular!

    Si te gustó compártelo en las redes:
    Menú